Editores online

Para inaugurar esta vuelta os ofrezco este post que tenía en la nevera desde hace algún tiempo, no pega con la serie que estamos iniciando sobre bajo coste, pero creo que para muchos puede resultar interesante. Espero que os guste.

En nuestros primeros post hablábamos de las distintas alternativas para crear una web, y una de ellas eran los DIY (Do It Yourself), o lo que viene siendo un producto de “autocreación”. Este tipo de software es repudiado por muchos diseñadores o desarrolladores web, y aunque está claro que hablamos de la versión “de los chinos” de una web profesional, hay que ser honestos con el hecho de que puede ser más que suficiente para el negocio en cuestión. Estos productos funcionan como editores online de funcionamiento sencillo, generalmente drag & drop (arrastrar y soltar), junto con un poco de modularidad tipo Ikea, Los hay muy conocidos WIX, Jimdo,… y prácticamente cada compañía de registro de dominios o alojamiento tiene uno.

 

Este tipo de productos presentan algunas ventajas como:

 

  • Una estética vistosa (si nos la trabajamos un poco)
  • Ciertos widgets “imposibles” de programar sin conocimientos (como formularios, libros de visitas, galerías de imágenes,…)
  • Y sobre todo la sensación de independencia de crear por nosotros mismos una web para nuestro negocio sin depender de terceros.

 

Aunque hemos de prestar igual atención a los contras que conlleva:

 

  • Dada la incompatibilidad de la gran mayoría de plataformas es muy posible (como un 99% de posible) que todo el trabajo realizado se pierda al abandonar el producto. De tal manera que lo único que sacaremos a largo plazo sea experiencia.
  • Ante la perspectiva del punto anterior os preguntareis porqué nos íbamos a plantear el abandonar la comodidad de nuestro DIY. Pues puede ser por muchas razones, como las limitaciones técnicas del mismo que impidan seguir creciendo hacia donde queremos. O el endurecimiento de las condiciones de contratación del operador que nos tenga “secuestrados”.
  • Otro hándicap puede ser el coste de toda la operación, ya que los precios sostenidos en el tiempo acabarán sumando un montante que casi igualará al costo desarrollo+mantenimiento de una web a medida (en proyectos medianos).

 

En mi opinión este tipo de productos no son una competencia desleal tal como piensan algunos diseñadores web, dado que se trata de una calidad baja y funcionalidad limitada que no compite con ningún diseño personalizado decente, ya sea sobre código propio o sobre un CMS. Sin embargo creo que es una oportunidad de entrada para ciertos negocios que en otro caso no realizarían dicha inversión, y que tras recibir éxitos (o cuando queden asqueados) recurrirán a un profesional del sector.

 

Mi intención es realizar algún vídeo mediante el cual os mostraré como crear una web sencilla. Obviamente no todas las plataformas funcionan igual, pero puede serviros para ver de primera mano una muestra de la experiencia que os ayude a decidir.

Aunque hay ciertos pasos previos de entrar en el sistema, incluso antes de contratarlo. Los expondremos de modo sencillo con un ejemplo práctico, vamos a crear un proyecto ficticio, Frutería Pepe, que además de mostrar donde se encuentra y a qué se dedica, quiere vender algunos productos de temporada por Internet.

 

Comencemos por el principio:

 

  1. Sacaremos algunas fotos de nuestro logo, la tienda, los empleados y los productos.
  2. Redactaremos unos textos sobre nuestra trayectoria, qué productos comercializamos y cual es nuestra pretensión de venta
  3. Decidiremos qué colores nos gustan más para la web, teniendo en cuenta los de nuestra pequeña tienda.
  4. Pensaremos cuál va a ser nuestro nombre (dominio) y comprobaremos si está libre.
  5. Planificaremos qué secciones deberá tener nuestro sitio y el contenido de cada una.

 

1 y 2. Tras sacar algunas fotos, de la mejor calidad que nos sea posible (en este caso voy a utilizar fotos sacadas de internet con licencia CC) les daremos un formato adecuado para la web con el fin de minimizar su peso conservando una resolución correcta. Esto puede hacerse hasta con Paint de Windows. En cuanto a los textos comprobaremos no sólo su ortografía, sino también que incluyen términos (sobre todo en los dos primeros párrafos) que describen nuestra actividad [esto es una cuestión de SEO, que trataremos más adelante] de modo claro.

 

3. Dado que nuestra pequeña frutería está pintada en verde y rojo, igual que nuestra furgoneta, elegiremos los colores de nuestra web en consonancia con ello.

 

4. Como fruteriapepe.com está libre el proceso es más sencillo (aunque en nuestro caso utilizaremos un dominio del tipo fruteriapepe.nombredelaplataforma.com).

 

5. Hemos decidido que nuestra web contendrá las siguientes páginas:

 

  • Inicio – Donde mostraremos una foto de nuestra tienda y los principales productos de temporada, así como enlaces a nuestros perfiles de redes sociales y a nuestra tienda (esto último en un futuro, puesto que será el último elemento en introducirse).
  • Nuestra empresa – Aquí volcaremos nuestro texto sobre la historia de la empresa y situaremos algunas fotos de la frutería y los empleados.
  • Donde estamos – En esta página introduciremos nuestro horario de tienda y de reparto, la dirección de la tienda física, nuestros datos de contacto y lo redondearemos con un widget, un mapa de Google Maps con nuestra situación.
  • Tienda – Esta pestaña será la última en crearse y consistirá en un widget incrustado de algún servicio de venta online gratuito tipo EcwidStore para mayor facilidad.
  • Contacto – Aquí pondremos todos nuestros datos de contacto: teléfono, email,… e incluiremos un formulario.

 

Quedamos abiertos a la posibilidad de crear otras páginas como “Recetas” con recetas sobre los productos de temporada, “Temporada” que hablaría de cuales son los productos propios de cada época del año, …

 

Actualmente podéis probar un producto de este tipo por menos de 1€. El servicio más básico de la compañía 1&1, 1&1 MiWeb Lite nos ofrece un producto de este tipo a un precio muy interesante. Como es lógico tiene sus peros, a partir del año regalado el precio será de unos 8€ al mes y si queremos migrar a otra plataforma perderemos todo el trabajo de diseño. Además es el producto más básico, lo que supone un número limitado de plantillas y widgets; aunque como permite incluir cuadros de código html nos da la posibilidad de integrar muchos servicios externos en la web.

 

Yo he comprado uno, podéis ver mis test aquí. Y lo iré utilizando para poneros ejemplos de cómo incluir cosas en nuestra web.

 

Hasta el siguiente post. Gracias por vuestras lecturas y comentarios.

 

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Suscríbete

Consigue las nuevas entradas de nuestro blog en tu Bandeja de Entrada.

Únete a nuestros suscriptores